Nuestra ama forma parte de la familia. ¿Verdad?

ama em Portugal

En los últimos años, Portugal se ha convertido en uno de los países más atractivos para la inmigración debido a su seguridad, clima templado, cultura, gastronomía y la capacidad de los portugueses para acoger a los recién llegados. Dado que las razones que impulsan la migración son ahora mucho más diversas, los patrones de migración también están cambiando. En este artículo, exploraremos uno de estos patrones: la inmigración de familias que traen consigo a una cuidadora para atender a los niños.

 

A menudo vemos a familias enteras de diversos estratos sociales mudándose a Portugal. En muchos casos, la unidad familiar no se limita al matrimonio, los hijos y los abuelos, sino que también incluye a otros miembros que, aunque no son familiares, son parte esencial del círculo y la rutina familiar. Un ejemplo de esto es la cuidadora, una figura menos común en Portugal, pero común en diversas culturas, que se convierte en un elemento indispensable de la familia. La cuidadora es la persona que vive en la casa de la familia y es responsable de todos los cuidados relacionados con los niños, encargándose de todo lo que concierne a sus rutinas y educación.

Por lo tanto, las cuidadoras suelen ser el centro de la organización familiar y un elemento fundamental de la familia. Sin embargo, en términos de inmigración, ¿podemos considerarlas de esta manera?

Si analizamos detenidamente el artículo 99 de la Ley Nº 23/2007 del 4 de julio, vemos que la cuidadora no es considerada parte de la familia según la Ley de Extranjería. Si realizamos la misma evaluación de la letra e) del artículo 2 de la Ley Nº 37/2006 del 9 de agosto, conocida como la Ley de Ciudadanos de la Unión Europea, observamos que el concepto de familia es aún más restrictivo y que aquí también la cuidadora no tiene cabida como parte de la familia.

Dicho esto, no se le puede otorgar a este elemento esencial de la unidad familiar una visa de residencia según el artículo 58, párrafo 5 de la Ley de Extranjería, que tiene el propósito de acompañar a un miembro de la familia solicitante de visa de residencia.

Tampoco podrá solicitar una visa de residencia según el artículo 98 de la misma Ley, que establece el derecho al reagrupamiento familiar, y, cuando corresponda, no podrá acompañar al miembro de la familia que sea ciudadano de la Unión Europea y que venga a residir a Portugal, según el artículo 15 de la Ley de Ciudadanos de la Unión Europea.

 

¿Cómo puede la familia traer a la ama a Portugal?

La forma en que la familia puede traer a la ama a Portugal es a través de una visa de residencia para trabajo. Este nuevo vínculo laboral se establecerá una vez que la familia ya se encuentre en Portugal y otorgará a la ama los derechos previstos en virtud del Derecho Laboral Portugués. A pesar de que el trabajo doméstico ha estado regulado desde la década de 1990 en una legislación especial, la modificación del Código de Trabajo resultante de la Ley 13/2023, del 3 de abril, ha traído consigo algunas novedades para estas trabajadoras.

Para que la familia pueda traer a la ama a Portugal y para que esta esté en situación regular de acuerdo con la legislación laboral, deberá:

· Celebrar un contrato de trabajo, registrarla en la Seguridad Social, efectuar sus contribuciones y tener un seguro obligatorio de accidentes laborales.

· Establecer un horario limitado a un máximo de 40 horas semanales, salvo que exista un acuerdo entre la familia y la ama.

· La trabajadora tiene derecho a un descanso nocturno de al menos once horas consecutivas, que no debe interrumpirse, excepto por razones de fuerza mayor, imprevistos o cuando tenga a su cuidado niños enfermos o menores de tres años. También debe disfrutar de pausas para las comidas y al menos un día de descanso semanal.

· Además de los derechos más específicos para esta profesión, la ama también tiene derecho, al igual que la mayoría de los trabajadores con un contrato laboral en Portugal, a 22 días hábiles de vacaciones remuneradas, un subsidio de vacaciones, un subsidio de Navidad y protección en caso de enfermedad, licencia por maternidad o invalidez.

Así, de acuerdo con la Ley de Inmigración y la Ley Laboral en Portugal, la ama tendrá todos los derechos y obligaciones inherentes a una verdadera relación laboral subordinada.

Si desea obtener más información sobre este tema o cualquier otro relacionado con la inmigración, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de abogados.

Contáctenos para más detalles.

Lamares, Capela & Associados se compromete a proteger y respetar su privacidad y solo utilizaremos su información personal para administrar su cuenta y proporcionar los productos y servicios que ha solicitado. Ocasionalmente, nos gustaría comunicarnos con usted sobre nuestros productos y servicios y también sobre otros asuntos que puedan ser de su interés.

Compartir artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Contáctenos para más detalles.

Lamares, Capela & Associados se compromete a proteger y respetar su privacidad y solo utilizaremos su información personal para administrar su cuenta y proporcionar los productos y servicios que ha solicitado. Ocasionalmente, nos gustaría comunicarnos con usted sobre nuestros productos y servicios y también sobre otros asuntos que puedan ser de su interés.

Contacte-nos para saber mais detalhes.

A Lamares, Capela & Associados tem o compromisso de proteger e respeitar a sua privacidade e usaremos as suas informações pessoais apenas para gerir a sua conta e fornecer os produtos e serviços que nos solicitou. Ocasionalmente, gostaríamos de contactá-lo sobre os nossos produtos e serviços e também sobre outros assuntos que possam ser do seu interesse.
Valoramos tu privacidad

Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación, mostrarle anuncios o contenidos personalizados y analizar nuestro tráfico. Al hacer clic en “Aceptar” usted da su consentimiento a nuestro uso de las cookies.